Después de escribir las notas de Fina y Prakriti di cuenta de la cantidad de mujeres que trabajaron en Habana Eva en puestos realmente claves. Lorena Almarza, Delfina Catalá, Blanca Sanoja y Lourdes González, por solo nombrar 4 de tantas. Aunque difícil les voy a hablar de Blanca Sanoja a quien me une un vínculo familiar… es mi prima hemana!, más voy a tratar de ser lo más objetivo posible y obviar las anécdotas familiares (como cuando días antes del 24 de diciembre se escabullía a buscar por todos los rincones de la casa los regalos escondidos del niño jesús o bien quitaba el teipe a todos los que ya estaban bajo el arbolito). Entrando en materia, para cuando tratábamos de conformar el equipo de producción de Habana Eva nos preguntábamos quien debía ser el director de producción de esa película, a sabiendas de lo exigente que sería ese rodaje… se barajaron varios nombres, la mayoría de ellos impagables considerando el poco presupuesto disponible y otros cuantos nombres que eran de productores «muy jojotos», necesitábamos a una cuarto bate de la producción, (para entonces ya teníamos ocupados a todos los demás cuarto bates en otras producciones). Así que finalmente propuse a Blanca al equipo de co-productores… unos no la conocían, otros dudaban, yo la apoyaba. Finalmente y por aquello del derecho a veto Blanca quedó excluida de los posibles candidatos, así que seguíamos buscando… para hacer corto el cuento currículos iban, currículos venían, nadie de los disponibles para entonces cumplía con los requisitos mínimos para asumir este rol… hasta nos presentaron la posibilidad de un muy buen asistente de producción para tales fines! Imposible… a pesar de ser una película sencilla, el solo hecho de grabar durante tanto tiempo en Cuba era de por sí un desafío! Dos meses después, el resultado: «No se hable más, llamemos a Blanca Sanoja», dijeron quienes no la conocían y quienes dudaban, debo decir que todos los interesados dieron cuenta, una vez en campo, de  que ella hacía honor de su vertiginosa y exitosa carrera cinematográfica, ésta inigualable productora venezolana que con su simpatía y obstinación logro acoplar el diverso equipo de Habana Eva, cumplió como era de esperarse su cometido con creces! Venga mi reconocimiento y profundo agradecimiento por todo el esfuerzo puesto para lograr esa nada fácil tarea! Dios te bendiga!

Foto: Eduardo Fierro, tomada de Facebook